Amante del surf, para Alejo no existen límites a la hora de encontrar la “ola perfecta” y convertirla en la escena ideal del film de tu vida, que junto a su pasión por la música, logra fundir en perfecta armonía. Cinéfilo y viajero empedernido, con su mirada ecléctica capta al instante las emociones y consigue entrelazarlas en un resultado impecable.

“Trabajar en lo que te gusta es un privilegio, por eso tengo tanta ilusión en este proyecto.

“Somos capaces de acariciar el alma de mucha gente y la empatía es fundamental para alcanzarlo”.

¿Por qué Foz?

Aunque Foz coincide con una preciosa localidad norteña homónima, también es la forma en gallego que denomina la desembocadura de un río. En nuestro caso, en la zona casi más meridional de Galicia, el río Miño se entrega a la fuerza y pasión que entrañan las aguas del océano Atlántico, surcando las orillas fronterizas de España y Portugal.

Nuestra pasión por el mar y cercanía con la desembocadura no nos dio lugar a duda a la hora de elegir nuestro nombre.